Dibujo a lápiz, retomando aficiones

Como soy un poco desastre y llevar dos blog me es un cacao voy a juntar todo aquí. Estoy recopilando algunos de los post que tenía en Kodomis y poco a poco iré publicándolos por aquí 🙂 Como ya os comente, estoy con nuevos proyectillos entre manos y también retomando antiguas aficiones que por unas u otras cosas he ido dejando por un tiempo apartadas, como el dibujo a lápiz.

Hace más o menos un mes os contaba por instagram que recogiendo una estantería me encontré con uno de mis antiguos blog de dibujo, uno de esos tan grandotes que no entiendes muy bien como no has reparado en él antes y que al verlo te entra tal nostalgia que no puedes pensar en otra cosa que no sea ponerte a dibujar, así que recogí la estantería lo más rápido que pude, cogí mi estuche de lápices,  y ahí que me puse.

Según lo abrí me encontré con un dibujo a medio hacer de mi hermano, uno un tanto peculiar, de esos que no todo el mundo te deja hacerles porque por alguna razón parece que cuando te hacen un retrato siempre tienes que salir con cara de no haber roto un plato en tu vida. A mi particularmente me gustan más los retratos naturales donde te pillan con cara de recién levantado, mordiendo una manzana o con cara de Fraggle, pero como dice el refrán, para gustos los colores (^___^).

La cosa es que me puse y no pude dejarlo hasta que lo termine, me dieron las dos de la mañana sin darme ni cuenta.

Dibujo a lápiz de mi hermano.

Dibujo a lápiz

Dibujo a lápiz Retrato 01_4

Dibujo a lápiz, de una chica.

A la mañana siguiente aprovechando que era domingo empecé este otro y lo termine en los huecos que pude esa misma semana. Es de una imagen de Internet que me gusto, pero como no tenía la foto a mano cuando lo estaba pintando me lo he medio inventado.

Dibujo a lápiz Retrato 01_1

Dibujo a lápiz Retrato 01_2

Dibujo a lápiz Retrato 01_3

Ya os iré contando mis progresos ^^

 

 

Deja un comentario